Cuidado, la realidad aumentada podría ser perjudicial

Cuidado, la realidad aumentada podría ser perjudicial

No es ningún titular tendencioso o sensacionalista, ciertas fuentes aseguran que el uso de la realidad aumentada y la realidad virtual podría ser poco seguro para los usuarios, como, también, perjudicial para los mismos. Los motivos son variados, parece que la realidad aumentada se va a tener que enfrentar a un nuevo reto en este nuevo año.

Demasiada inmersión

Parece que nos refiramos a la realidad virtual, pero no, nos referimos a la realidad aumentada y a cómo afecta la vibración háptica al usuario que la utiliza. Como bien sabéis, esta tecnología hace uso del mundo real para modificarlo con el objetivo de dotarnos de más información y generar una experiencia de mayor calidad para el usuario.

Sin embargo, los últimos avances han provocado una inmersión algo por encima de lo deseada, lo que puede producir inseguridad y algo de aturdimiento en el usuario.

No se ha trabajado en la seguridad, ni en la privacidad

Todos los departamentos de I+D se han centrado en conseguir ofrecer una mayor experiencia de usuario, en construir las mejores gafas de realidad aumentada del mercado. Por tanto, la seguridad y la privacidad del usuario han quedado en el olvido, lo que no son buenas noticias para aquellos que aman este tipo de tecnologías.

Últimamente, se han reportado la aparición de virus o aplicaciones maliciosas que asustan a los usuarios con la aparición de objetos no deseados, como puede ser una gran araña, serpientes, escorpiones o cualquier otro objeto que es ilustrado sin la voluntad del mismo usuario.

Respecto a la privacidad, la mayoría de usuarios utilizan sus terminales para hacer uso de la realidad aumentada, algo que puede suponer un problema ¿Por qué? La mayoría de aplicaciones nos piden permisos para utilizar el micrófono, la ubicación, como el acceso a la cámara del teléfono.

Esto puede convertirse en un problema, ya que podemos ser grabados por otros, si alguna persona consigue entrar en nuestro dispositivo de forma fraudulenta. Por tanto, la privacidad queda en un segundo plano para las empresas que desarrollan esta tecnología.

Conclusión

Es cierto que la realidad aumentada tiene que trabajar a fondo en sus aspectos más esenciales, que son el hardware y el software. Sin embargo, es primordial que el usuario esté protegido cuando use esta tecnología, de modo que no sirve de nada tener una tecnología estupenda a nuestro alcance, si es peligrosa y nos deja en bragas cada vez que la usemos.

 

Cerrar menú